De intercambio en Madrid

Las aventuras de un SICUE gallego en la Villa y Corte

11.5.07

Con flores a porfía...

Tenía todo ya calculado al milímetro: Pelo y uñas recién arreglados; sin afeitar, para ir luego apurado al máximo; el traje, los zapatos... todo en perfecto orden de revista, listo para coger el bus a Santiago mañana por la mañana. Y de repente esta tarde me he dado cuenta de que mañana sí, estoy en Santiago, pero que el lunes me voy a Noruega, y no sé por qué me ha entrado un arrepío que vaya, me ha dejado desasosegado...
Total, que me he alegrado mucho de acompañar esta tarde a mi madre a la Novena de Fátima; una advocación mariana a la que (como tantos otros orensanos) le tengo un inmenso cariño. Y allí, a los pies de la Virgen más guapa de todas, he dejado todas mis preocupaciones, para que se encargue Ella, que tiene más experiencia y paciencia. Y qué tranquilidad ahora... Pobres, los noruegos luteranos, que no se dan cuenta de lo mucho que han perdido.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Home