De intercambio en Madrid

Las aventuras de un SICUE gallego en la Villa y Corte

1.8.07

Descanso

...soñó con que su madre estaba hablando a grito pelado con los vecinos por la ventana, abrió un ojo, se dio cuenta de que no estaba soñando y decidió que ya iba siendo hora de levantarse...
La verdad es que ayer tenía motivos para estar cansado: 5 horas de autobús en total, pateadas arriba y abajo Santiago adelante y, para colmo de males (aunque mentiría si dijese que me sorprendió), los ineptos de la USC que aún no habían pasado a mi expediente las notas que les mandaron desde Madrid hace ya dos semanas, con lo que no podré pagar las tasas del título (y licenciarme, vaya) hasta septiembre...
En fin, pero aquí en la aldea lejos de todo se está tan tranquilo y tan a gusto que paso de preocuparme por tonterías; ya lo dijo Nuesto Señor: bástale a cada día su afán. Además, mientras miraba la bica que acababa de sacar del horno, que no sé cómo voy a hacer para esperar a que se enfríe antes de hincarle el diente de la buena pinta que tiene, entró volando por la ventana la hormiga león más grande que haya visto nunca, volando como una libélula borracha y cayendo por fin (como no podía ser de otra manera) encima de la bica; más bonita... :-)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Home