De intercambio en Madrid

Las aventuras de un SICUE gallego en la Villa y Corte

11.3.07

No hay nada como un buen día de campo lleno de pajarillos para olvidarse de todos los problemas... Lástima que, para variar, el plan de pajareo también se cayó el sábado por la noche. Así que ha tocado domingo madrileño, de paseo con mi hermano por la mañana y con Jorge y Vero por la tarde.
Para culminar un fin de semana completito qué mejor que ver cómo las víctimas del 11-M se pelean entre ellas ante las cámaras gracias a la política estable y conciliadora que tenemos en este país. Me quedo con una columna sorprendentemente juiciosa de Vincent en El País; y con la petición del sacerdote hoy durante la oración de los fieles, de que Dios acoja a las víctimas en el Cielo, de que ilumine a los terroristas para que se conviertan y de que nos conceda a todos capacidad de perdonar y de saber convivir con los demás...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Home